Todas las personas que trabajen en una empresa de limpieza en Avilés o en cualquier punto de España deben saber que ya hay fecha para el fin de la crisis que está asolando el sector. Esta parcela concreta de la economía no ha quedado al margen de las dificultades que ha sufrido la economía española durante los últimos cinco o seis años. Al revés, podemos decir que ha sido una de las más golpeadas por los duros efectos de la recesión.
Pese a que la recuperación económica empieza a estar en boca de muchos gobernantes, lo cierto es que no será hasta el 2016 cuando los efectos negativos de la crisis dejen de notarse en estas empresas, según señaló la Asociación Profesional de Empresas de Limpieza (Aspel). Los últimos datos dados a conocer por esta sociedad, y con los que se cerró el año 2013, reflejan un balance final de 15.000 puestos de trabajo menos y 600.000 euros menos de cifra de negocio. Según la patronal, para este año se frenará esa caída pero no se iniciará la recuperación hasta “por lo menos en dos años”.
A día de hoy, los marcadores económicos invitan a pensar en una salida tardía de la recesión. Si bien es cierto que las empresas como Brillosol Servicios Integrales fueron de las últimas en notar los efectos de la crisis económica.
Uno de los datos más significativos presentados por Aspel habla del número de sociedades que operan a día de hoy en nuestro país. En 2013 crecieron en su número total en 78 empresas. Este dato positivo choca frontalmente con los 15.686 puestos de trabajo que se perdieron durante los 365 días del año pasado. Uno de los puntos que más afectan a cualquier empresa de limpieza en Avilés y en otros puntos de España es la gran dificultad  que se está encontrando para tener acceso a líneas de crédito, a lo que hay que sumar la subida de impuestos.