Un ámbito que debe tener controlado toda empresa de limpieza de oficinas en Asturias es el de la prevención de riesgos laborales. Vamos a hablarte de los peligros más habituales a los que se enfrentan los trabajadores de este sector y la manera en que deben ser contrarrestados, según se establece en la Ley 31/1995, de 8 de noviembre.

Los empleados dedicados a la limpieza de oficinas en Asturias y otras labores relacionadas, tal y como aparece en dicha ley, han de ser debidamente informados de las tareas que tendrán que desempeñar. Así como recibir la formación adecuada para llevarlas a cabo de la manera más efectiva y segura.

Estos operarios están sometidos a riesgos como los asociados a la utilización de productos químicos, los derivados del uso y manipulación de maquinaria y equipos específicos, los que tienen que ver con la carga física de material y equipos de trabajo. Así como a infección o contagio de enfermedades, peligros relacionados con la intervención en espacios confinados, riesgos eléctricos o aquellos que implican el tener que desempeñar trabajos verticales, entre otros.

Debes saber que la siniestralidad laboral en las actividades profesionales relacionadas con la limpieza es considerablemente mayor a la registrada en otras áreas del sector servicios. Por lo tanto, es exigible que las empresas cumplan a rajatabla con sus obligaciones en materia de prevención.

En este sentido, deben proporcionar a sus trabajadores el material necesario y los equipos de protección individual para garantizar su seguridad e integridad en el entorno laboral. También, protocolos de actuación en cada caso particular, para que los empleados sepan como actuar en cada circunstancia específica.

En Briservice cumplimos a rajatabla con la ley y nos esforzamos porque nuestros empleados se desenvuelvan en entornos seguros y cuenten con todas las herramientas de prevención a su alcance. Además, brindamos un servicio de calidad a nuestros clientes. Confía en nosotros, no te arrepentirás.