Una de las tareas principales de las empresas encargadas de la limpieza de oficinas en Asturias consiste en mantener los ascensores en buen estado, esto se debe a que este tipo de maquinaria sufre un gran desgaste, ya que está sometida a un uso constante. Es fundamental mantener limpios todos los componentes del ascensor, además de realizar las revisiones periódicas necesarias.

Los encargados de la limpieza de oficinas en Asturias determinarán si los ascensores deben limpiarse diaria o semanalmente, dependiendo del número de personas que frecuentan el edificio. También esto determinará el tipo de limpieza que debe realizarse. A continuación te explicamos los pasos generales para hacerlo.

Normalmente será necesario limpiar con mayor frecuencia el suelo, las paredes y los espejos del ascensor, pues estos elementos están en contacto directo con las personas que los usan. Basta con deshacerse del polvo a diario y realizar una limpieza más profunda una vez por semana utilizando los productos adecuados para cada uno de los materiales que constituyan el ascensor. Debe tenerse especial cuidado con los botones y demás componentes electrónicos utilizando productos de limpieza no corrosivos. Además, se comprobará con frecuencia su funcionamiento.

Aunque los raíles y el foso del ascensor son elementos que normalmente pasan desapercibidos, es fundamental mantenerlos adecuadamente si queremos asegurar el correcto funcionamiento de la máquina. Por un lado, debemos deshacernos del polvo y las partículas acumuladas en los raíles para no dañar el sistema de apertura y cierre de la puerta. Por otro lado, es importante vaciar el foso del ascensor cada cierto tiempo, pues con el tiempo se acumulan residuos que afectan al funcionamiento de la máquina. Eso sí, esto último se realizará con menor frecuencia.

No dudes en contactar con nosotros, los profesionales en limpieza de Briservice nos encargaremos de mantener los ascensores de tu edificio de oficinas en perfecto estado.