Cualquier empresa de limpieza en Oviedo asegura encontrar cada vez más paredes empapeladas en las viviendas y locales debido a que consiste en una solución innovadora con gran poder estético. Gracias a su sencilla instalación, podemos cambiar de papel continuamente, adaptándonos así a los estilos decorativos en tendencia. Sin embargo, muchos no se deciden a cubrir sus paredes de papel porque piensan que limpiarlo se convertirá en una pesadilla.

Sí es cierto que el papel para las paredes es un material delicado que requiere de cierto cuidado y mimo, sin embargo, mantenerlo como el primer día no es algo imposible, al contrario, es fácil. Aunque lo mejor es contar con una empresa de limpieza en Oviedo con profesionales que cuiden de tus paredes y eviten cualquier tipo de daño, vamos a contarte cómo debes limpiar este tipo de material tú mismo.

Lo primero que tienes que tener claro son el tipo y las características del papel, pues esto nos indicará los productos que debemos usar. Eso sí, nunca utilices productos abrasivos, pues podrían dañar la superficie de forma irreversible, borrando la última capa por completo.

Lo siguiente que debes saber es que existen dos tipos de papel: el lavable y el de lavado en seco. Ambos necesitan una limpieza semanal en la que se quitará el polvo mediante un paño seco o un plumero. En el caso de que sea lavable, puedes usar jabón suave diluido en agua una vez al mes. Recuerda frotar con una bayeta suave y absorber toda la humedad antes de terminar.

En el caso de que aparezcan manchas en el papel, debes buscar el origen y aplicar el producto adecuado, no sin antes probarlo en un trozo de muestra.

Y recuerda, siempre puedes contar con profesionales como los que tenemos en Briservice para que tu papel pintado vuelva a ser como el primer día sin sufrir daños.