Poligono Industrial Riaño II, Parcela 34 Nave C 33920 Langreo - Asturias

Actualidad

11/09/2018

El origen de las algas en las piscinas

El origen de las algas en las piscinas

Con la llegada del verano y de la subida de las temperaturas, nada mejor que un buen baño en una piscina. Una empresa de limpieza en Asturias se puede encargar de su mantenimiento durante toda la temporada de baño para evitar problemas. Entre los más habituales está, sin duda, la aparición de las algas, que pueden hacer un poco desagradable el baño.

¿Por qué aparecen esas algas en el agua? Son varios los factores que intervienen en su desarrollo. Las esporas que llegan al agua son uno de los orígenes de las algas. Por eso es fundamental contar con un nivel adecuado de higiene. Hay que vigilar que el agua esté siempre en sus niveles de alcalinidad y de pH. Para ello puedes contar con la ayuda de una empresa de limpieza en Asturias si no tienes tiempo de cuidar tu espacio de baño.

Además, es importante que las personas que se bañen lo hagan después de haberse duchado. Eso evita que entren en el agua determinados agentes que pueden ensuciar y enturbiar el agua. Como decimos, la alcalinidad del agua es lo que permite que actúe el pH adecuadamente. Se debe mantener en unos límites adecuados, entre los 80 y os 120 ppm.

Al mismo tiempo, el pH es fundamental para que el cloro que ponemos en el agua pueda actuar. Normalmente, se mueve entre el 7,2 y el 7,6. En esos márgenes, nos aseguramos de que el cloro acabe con bacterias, esporas y cualquier otro elemento que quiera hacer de nuestra piscina su hábitat particular. No debemos olvidar tampoco la depuración del agua, que tendrá que alcanzar las 10 horas, aproximadamente, en verano.

Disfrutar del baño requiere un trabajo previo para mantener el agua de la piscina en buenas condiciones. En Brillosol Servicios Integrales tenemos experiencia en este tipo de trabajos. Preocúpate solo de pasarlo bien y olvídate de todo el trabajo.