Toda empresa de limpieza en Asturias que se precie ha de poner especial atención en comprar productos que no resulten tóxicos para la salud ni tampoco para el medioambiente. Un buen criterio es asegurarse de que son ecológicos, para lo cual basta con mirar bien la etiqueta.

No obstante, para que tengas muy claro cuáles son los componentes más dañinos que incluyen muchos de estos efectos de limpieza que puedes encontrar en el mercado, a continuación vamos a ofrecerte una lista de los más comunes. Toma nota, sobre todo si eres responsable de una empresa de limpieza en Asturias, para que no te lleves ninguna sorpresa.

Si al leer el distintivo compruebas que el producto en cuestión contiene propilenglicol, tripolifosfato de sodio o, simplemente, alcohol, desconfía porque estos químicos suelen provocar síntomas como náuseas o vómitos, e incluso tener consecuencias peores en circunstancias extremas como el contacto con la piel o su ingesta.

No te fíes, en este sentido, de los clásicos productos baratos y multiusos de marcas blancas que puedes encontrar en cualquier bazar. Si observas que en la lista aparece el EDTA, ten cuidado porque este contaminante orgánico te puede causar asma, irritaciones cutáneas, depresión y hasta pérdida de memoria.

El paradiclorobenceno, igualmente, es otro componente muy tóxico que incluyen algunos detergentes. También el fenol. Los síntomas que pueden aparecer si te intoxicas con productos que lo contengan pueden ser igualmente muy graves, pues afectan al sistema nervioso y pueden llegar a ser cancerígenos.

Hipoclorito de sodio, amoníaco, hidróxido de sodio o sosa cáustica, disolventes butilo, ácido clorhídrico o ácido muriático, nitrobenceno, formaldehído... Evítalos en la medida de lo posible si los encuentras al leer alguna etiqueta, o al menos ten cuidado de no tener un contacto directo con el producto para no intoxicarte.

Lo mejor es usar productos ecológicos y biodegradables como hacemos en Briservice, tu empresa de limpieza de calidad.