Poligono Industrial Riaño II, Parcela 34 Nave C 33920 Langreo - Asturias

Actualidad

15/02/2017

Por qué puede resultar mortal mezclar el amoniaco y la lejía

Por qué puede resultar mortal mezclar el amoniaco y la lejía

En nuestra empresa de limpieza en Avilés conocemos en detalle las técnicas de limpieza y los ingredientes habituales, de ahí que tengamos clara la peligrosidad de mezclar la lejía y el amoniaco. ¿Sabes cuál es la razón?

El amoniaco es un gas a temperatura ambiente que tiene que ser diluido en agua para usarse en labores de limpieza. Es desengrasante y quita manchas de sangre, zumo o grasa. La lejía por su parte tiene como componente el hipoclorito de sodio que tiene dos funciones, la primera una gran capacidad oxidante y la segunda es que se forman radicales libres en la lejía que tienen efectos graves sobre los microorganismos, por lo que se usa como desinfectante. Y esto que podría parecer que mezclando los dos productos sería perfecto es un grave error, ya que puede resultar tóxico o incluso mortal, de hecho se lleva a cabo una reacción química que da lugar a un nuevo compuesto, la cloramina, que es liberada como gas. Al producirse la mezcla y al inhalar la cloramina, esta entra en contacto con nuestro agua corporal y da lugar a dos componentes que tiene efectos muy nocivos, el ácido clorhídrico que es corrosivo y provoca quemaduras en la piel y en las mucosas, y los radicales libres, que provocan graves daños en las células y que pueden llegar a dar lugar a procesos de cáncer. 

Si te expones durante un corto tiempo a la mezcla de lejía y amoniaco puedes sentir escozor, dolor de cabeza y tos. Si las exposición es más larga se pueden provocar edemas pulmonares, insuficiencia respiratoria y en casos extremos provocar la muerte. 

Confía en la profesionalidad de Briservice

En nuestra empresa de limpieza en Avilés sabemos cómo manejar los productos correctamente.